Traductor

dijous, 14 de febrer de 2013

La tierra que los vio nacer (VI parte)


Pescados 


El pescado es uno de los alimentos que se ha considerado prohibido para los antiguos egipcios, los escritos clásicos son los responsables de esto, desde Herodoto a Diodoro, de todos es sabido que el pez oxirrinco quien según la teología Heliopolitana se comió el falo de Osiris tras haber sido desmembrado por su hermano Set, así por deferencia al dios no se debía consumir pescado. 

Sabemos que el pescado era un alimento  suplementario en la dieta  de los egipcios, conocían unas sesenta  y seis especies  de pescado.
Por lo tanto, parece que las sesenta y seis clases de pescado que conocían los egipcios, la mayoría  estaban destinados al consumo Humano.

Respecto a la pesca variaba dependiendo del estatus, lo que para unos era mera distracción, es el caso del faraón y los altos dignatarios, para otros era un complemento alimenticio imprescindible, estamos hablando de personas modestas.
Para su captura se utilizaban tanto redes como anzuelos y cañas de pescar o se arponeaban.

Tras la pesca, el pescado podía someterse a una serie de tratamientos entre ellos salazones que era una de la base alimentaría de los obreros de Deir el-Medina, esto lo podemos constatar gracias a los restos encontrados  en las tumbas Tebanas. 
Otros tratamientos consistían en recoger las huevas del Mújol que era un pez de mar que remontaba el Nilo, cuyas huevas se utilizaban para hacer poutarg, huevas de pescado, se quitaban los filamentos de sangre de los mújoles hembras se moldeaban unas bolas, lo  aplastaban con dos tablillas y se secaban al sol. 
En el momento de la captura el pescado se le quitaba las escamas se limpian, se ponía sal y más tarde se metían en una tinaja y con un peso se presionan, esto  hacia que la sal entrase  en los tejidos del pescado y así poder  ser consumidos a más largo plazo. Hoy en día se hace algo muy parecido.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada