Traductor

dijous, 14 de febrer de 2013

La tierra que los vio nacer (V parte)


Lácteos y derivados 

El tema de la producción de leche está perfectamente documentado y difundido en las necrópolis de Guiza, Saqqara y Abusir. 

A pesar de la gran variedad de animales capaces de ofrecer leche y sus derivados en el antiguo Egipto la leche que más se consumía era la de cabra y oveja dejando para la clase dirigente la leche y derivados de la de vaca.
La leche de vaca se obtenía sujetando la vaca con unas estacas, se le trababan las patas, a la cornamenta mientras un hombre se pasaba la cuerda por la espalda para hacer más fuerza y así  no recibir coces innecesarias,  seguidamente se procedía a ordeñar, como se muestra en la mastaba de Kagemni en Saqqara. 


También conocían una grasa láctea muy parecida al ghee, la semi mantequilla clarificada que aun se elabora hoy en día, consiste en eliminar el componente acuoso de la mantequilla y simplemente dejar la grasa, como si fuera una especie de manteca
Se conoce la existencia de otro derivado, el queso de cabra del que tenemos constancia en la tumba de Ipy en Tebas donde encontramos la elaboración paso por paso del queso. 

El queso no solo se conocía en el Reino Nuevo, se sabe de la existencia en unas vasijas que están datadas de época predinastica, en las cuales en su interior, encontramos restos de queso.

También elaboraban leche agria, su textura era muy parecida a nuestro yogurt actual. 








Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada